Poesías de Clemente Althaus

A una cabellera

¿Qué castaña madeja, negra, o de oro, loor merece de tan rica y luenga, que justa envidia a tu beldad no tenga, cabellera feliz de la que adoro? Ya desatada caigas, y el pequeño pie besando a tu dueño, toda la cubras como regio manto, y tu dorada seda que envilece la que el gusano […]

Colocado en A | No Comments

A una señorita bellísima

Hermosísima reina del sarao, con quien apareciera menos bella la esposa desleal de Menelao, como al rayo del sol la última estrella; ¡Ay! que mañana voladora nao, mientras imprima aún su leve huella en la blanda almohada tu mejilla, me apartará por siempre de esta orilla. ¡Dichosa danza que tu talle estrecho enlazar con na […]

Colocado en A | No Comments

A una señora

Mudanza tú no conoces, joven siempre y siempre bella; ni en ti la más leve huella dejan los años veloces. Como en mi infancia la vi, contemplo tu beldad hoy, cuando del tiempo ya estoy mostrando la injuria en mí, Que de beldad tan divina aún el Tiempo se prendó, y dijo: «No quiero yo […]

Colocado en A | No Comments

A Magdalena (Mi nodriza)

No, porque la noche fría tu africana faz vistiera con el color que la blanca altiva estirpe desprecia, fue menor nunca el afecto con que te amé, Magdalena, (que cual la tez no escondías el alma por dentro negra,) ni es menor mi pena ahora, o el llanto es menos que riega mi mejilla, y […]

Colocado en A | No Comments

A mi padre

Si justo elogio sincero escucho en ajeno labio, que alaba en ti al caballero, al padre, al esposo, al sabio, al amigo y al guerrero; Con justa causa me aflijo, viendo que a extraños la suerte dio la dicha y regocijo de tratarte y conocerte, y no a mí que soy tu hijo. No, no […]

Colocado en A | No Comments

A la música

Noble arte a quien la palma otro arte en vano disputar procura, por ti se engolfa mi alma en un piélago inmenso de dulzura, de donde no volviera jamás a la tristísima ribera; mas antes, continuando su viaje venturoso en presto vuelo por piélago tan blando, al fin llegara del distante cielo a tranquila ensenada, […]

Colocado en A | No Comments

A la salud

Virgen celeste, ¿cuándo será que, mitigando tan severos enojos, vuelvas a mí los compasivos ojos? Ya siete veces el Abril rïente de verdes hojas coronó las plantas y de pintadas flores, y otras tantas cubrió de nieve el suelo tristemente el frío primogénito del año, y aún gimo y lucho con el mal extraño que […]

Colocado en A | No Comments

A la mitad de mi alma

¿Cundo será que los cielos a ti piadosos me junten, mitad ausente del alma, beldad misteriosa y dulce? Tú que tan bella y perfecta concibe mi ardiente numen, sin que una sombra ligera tantas bellezas anuble. ¿Quién me dirá donde moras, qué extraña región te encubre, qué isla de aquellas que cantan los poéticos laudes? […]

Colocado en A | No Comments

A la felicidad

Yo vi que no eran tu mansión mis lares, amada entre las Diosas, y por ti surqué extranjeros procelosos mares, y apartadas regiones recorrí. Y cada orilla que tocó mi prora con labio ansioso preguntar me oyó: ¿Aquí, decidme, la Ventura mora? Mas ¡ay! doquier me respondieron: ¡no! Id más allá: no mereció este suelo […]

Colocado en A | No Comments

A Clorinda

Siempre que miro, Clorinda, tu hermosura, te cotejo con el indio tominejo, por lo pequeña y lo linda: por su pequeñez graciosa, entre las flores semeja, aún más que pájaro, abeja o brillante mariposa. Es su pico fina aguja, dos puntos sus ojos son; mas con tanta perfección el Creador la dibuja, que en hermosura […]

Colocado en A | No Comments

Diseñado por: Supermodne.